top of page

Las 5 Reglas de Oro de tu vestir cotidiano

Actualizado: 19 may 2022



Todas las personas empezamos parte de nuestro día pensando en cómo nos vamos a vestir para ese día especial. En algunos días nos resulta más fácil elegir un look que vaya de acuerdo a nuestro estado de ánimo o al contexto de nuestro día y elegimos lo primero que vemos. Pero en otras ocasiones sentimos que toda la ropa que tenemos es ajena a nosotros, nada es suficiente para enfrentar al mundo real y sólo se nos viene a la mente la terrible frase "no tengo nada que ponerme".


Sin embargo, más allá de no tener ropa, muy probablemente lo que estés sintiendo es que estés aburrida por las prendas que tienes en el clóset, además de tener la sensación de que lo que usas no te favorece al 100% y sólo te hace ver repetitiva en tus combinaciones. Por eso, en esta entrada me gustaría compartirte las 5 Reglas de Oro de tu vestir cotidiano.


Regla 1: Pregúntate cuál es el objetivo que quieres cumplir ese día.

Lo primero que tienes que saber es qué quieres lograr con tu look de ese día, si quieres sentirte cómoda, atractiva, empoderada, confiada, sobresaliente, accesible o si quieres lucir inaccesible, pasar desapercibida, lucir minimalista, austera o de un perfil bajo.

No importa realmente que la sociedad diga que "siempre tienes" que lucir espectacular, bonita y feliz, aquí lo importante es que seas consciente de lo que quieres y trabajar por ello. Sólo tu sabes qué es lo que quieres proyectar y la razón de ese objetivo de proyección. Por tanto responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Hoy cómo me siento? ¿Cuál es mi estado de ánimo?

  • ¿Qué quiero proyectar hoy?

  • ¿Cómo quiero lucir hoy?


Regla 2: Identifica el contexto en el que estarás

Otro punto importante a considerar es el contexto en el que vas a manejar tus actividades de ese día, para elegir de manera más apropiada tus prendas y puedas sentirte más cómoda, confiada y capaz de lograr todas tus metas.

Tienes que considerar a dónde vas a ir, qué vas a hacer, cómo va a ser la forma de tu traslado, si vas a caminar por mucho tiempo, con qué tipo de personas te vas a relacionar en ese día, si existe algún código de vestimenta en el lugar que vas a ir, en que horario vas a asistir, si vas a estar a la intemperie o si estarás en un lugar cerrado, revisar el estado del clima de ese día y si hay algún evento agendado para ese día que pueda obstruir tus planes (como alguna marcha o bloqueo vial).

De toda esa información que necesitas analizar podrás obtener las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Necesitas usar alguna prenda especial?

  • ¿Es indispensable que sigas un código de vestimenta estricto?

  • ¿Cómo va a ser tu arreglo de peinado y maquillaje?

  • ¿Qué tipo de calzado necesitas?

  • ¿Necesitas usar un look transformer?*

  • ¿El clima no estropeará tu arreglo?

  • ¿Necesitas irte preparada para algo en especial que no es seguro que suceda?

  • ¿Ya consideraste a las personas con quienes vas a interactuar? ¿Necesitas transmitirles un mensaje en particular?

  • ¿Te sientes segura y cómoda con las prendas que tienes en mente?

*Look transformer: que pueda adaptarse para asistir a dos o más lugares, por ejemplo si saliendo de la oficina irás a alguna reunión de amigos y necesitas quitarle formalidad a tu outfit ejecutivo


Regla 3: Determina qué quieres potenciar de tu cuerpo y qué quieres balancear

Ahora es momento de hacer consciente nuestras características corporales y saber qué es lo que queremos proyectar con nuestro cuerpo. Es muy normal que haya partes de nuestro cuerpo que nos guste lucir más que otras, pero lo que hay que cuidar es que no nos sintamos incómodas con aquello que no nos guste tanto.

Hay muchas estrategias para potenciar aquello que nos gusta mucho de nuestro cuerpo, y opciones para balancear aquello que no es tanto de nuestro agrado, pero partiendo siempre de la aceptación y el amor propio. En este punto, valdría reflexionar con estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que más te agrada de tu cuerpo? ¿Cómo te gusta lucir esa parte?

  • ¿Qué es lo que menos te gusta de tu cuerpo? ¿Por qué no es de tu agrado?

  • ¿Has recibido algún comentario positivo o negativo acerca de tu cuerpo por parte de terceras personas? ¿De quién? ¿Cómo te hizo sentir ese comentario?

  • ¿Hay algo que puedas hacer ahora mismo para sentirte más cómoda?

Regla 4: Usa los efecto ópticos en el vestir

Una vez que hayas identificado qué parte de tu cuerpo quieres potenciar y qué quieres balancear, es momento de hacer uso de los siguientes efectos ópticos, para que así consigas proyectar la imagen que te haga sentir más cómoda:

  • Líneas verticales: Alargan y estilizan

  • Líneas horizontales: Ensanchan y acortan

  • Líneas diagonales: Generan asimetrías estéticas

  • Colores claros: Iluminan y llaman la atención

  • Colores oscuros: Pasan desapercibidos y estilizan

  • Estampados grandes: Generan volumen visual y saturación

  • Estampados pequeños: Generan poco volumen visual, pasan más desapercibidos.

  • Telas gruesas: Aportan mucho volumen y rigidez a las prendas

  • Telas delgadas: Son vaporosas por lo que dan mayor caída a las prendas y estilizan más.

Si quieres saber más acerca de estos efectos ópticos descarga el eBook o mira este video en mi canal Youtube.


Regla 5: Inspírate en salir un poquito de tu zona de confort

Es importante que tu forma de sentir vaya en coherencia con tu personalidad, tus características físicas, tu estilo, tu objetivo de proyección y tu estado de ánimo, pero muchas veces sentimos que nuestra forma de vestirnos es tan rutinaria y cotidiana que ya no nos inspira nada. Por eso es importante que siempre trates de pensar de manera creativa e innovadora cómo puedes usar tus prendas de manera diferente. No importan que al final de tanto probar no te agrade esa nueva combinación, lo importante es que te atrevas a usar cosas diferentes.

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein

Tú pones las reglas de tu arreglo diario, sólo tú conoces a la perfección tu cuerpo, tu estado de ánimo, tus metas y tus actividades cotidianas, y si quieres aprender a vestir de mejor manera tu cuerpo, acércate con los profesionales que te ayudarán a generarte una guía coherente de estilo, personalidad y proyección personal.


Únete al Reto Conoce tu Cuerpo y Reto Define tu Estilo para que aprendas a salir poco a poco de tu zona de confort e intentes cosas nuevas en tu arreglo personal.








Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page